Cartes novembre 2013

0
14

Comercio de proximidad, diferenciarse o morir
Sabemos que la situación no invita a ser optimista para los comerciantes de nuestro pueblo. Pero yo creo que tiene que ser todo lo contrario. En situaciones de adversidad como la que estamos viviendo con esta crisis, nuestro ingenio tiene que florecer. Llámalo como quieras: instinto de supervivencia, adelantarse a los tiempos…
En muchos casos los comerciantes nos resignamos a pensar que nuestros clientes potenciales se van a otro pueblo porque hay más productos, más variedad, mejores precios, etc… El caso es que quizás deberíamos reflexionar por qué sucede esto. Deberíamos pensar que el comercio en La Llagosta no es el ombligo del mundo, deberíamos pensar que tenemos el suficiente potencial como para evitar el éxodo de nuestros ciudanos y ciudadanas a otras poblaciones limítrofes y, es más, deberíamos pensar que la gente de estas poblaciones limítro-fes son clientes potenciales de nuestro negocio.
¡Tenemos que creérnoslo! Para esto necesitamos ser be water my friend, es decir, adaptarnos a los tiempos que corren; no tener miedo en estar presentes en las redes sociales, a gestionar tiendas online, a crear tarjetas descuento, etc… Sólo así lo conseguiremos.
Jesús Villanueva

Gracias, Juli
Hay hombres y mujeres a las que su trabajo les pega, les sienta bien, lo lucen. Eso ocurre cuando en lo que hacen ponen corazón y profesionalidad.
Esa mezcla nunca falla, de ella se obtienen personas altamente comprometidas con su tarea. En Rems sabemos detectar, enseguida,esa calidad humana y profesional. Es el caso de Juli Armijo, la trabajadora social que desde los inicios más lejanos de nuestra asociación de voluntarios trabajó incansablemente para que Rems fuese una realidad.
Ella preparó estatutos, se reunió con muchas personas, redactó informes, pidió datos, limó asperezas y tendió puentes una y otra vez. Sin duda, ha sido una colaboradora inestimable para la asociación. Alguien con quien siempre hemos podido contar y a quien hemos acudido ante cualquier dificultad. Hace ya tres años que funcionamos y, en parte, es gracias a la ayuda de personas como Juli Armijo. Desde Rems queremos agradecerte tu trabajo, tu apoyo y tu cariño hacia nuestro proyecto. ¡Muchas gracias, Juli!
Associació de Voluntaris Rems

Publicitat

FER UN COMENTARI

Introduïu el vostre comentari.
Introduïu el vostre nom aquí