Óscar Sierra: “Algunos medios me criticaron por defender a mi pueblo”

0
73
El alcalde de La Llagosta, Óscar Sierra, hace balance de un año intenso en el municipio. Repasamos en esta entrevista algunos de los temas de actualidad que han marcado este año 2018 que ahora termina.El alcalde nos cuenta qué ha hecho por La Llagosta y qué hará en el futuro si es nuevamente elegido.

Estamos en el cuarto año del mandato 2015-2019. ¿Está satisfecho con su gestión?
Hemos trabajado mucho en estos tres años y medio. Primero poniendo al día todo lo que nos encontramos del anterior gobierno, tanto a nivel económico como de falta de mantenimiento de equipamientos, vía pública, etc… y en paralelo hemos ido trabajando proyectos para mejorar el pueblo. Algunos ya están ejecutados, como la reforma de la calle Estación, la rotonda de la Riera Seca, la pista polideportiva del parque, la renovación de gran parte del alumbrado público y la mejora de servicios como la poda de los árboles, la reapertura del Servicio de Información Juvenil, los sopladores sin ruido del servicio de limpieza o la instalación de desfibriladores en varios puntos de municipio. Y hay otros proyectos que se verán en los próximos meses.

¿Cuáles son estos proyectos?
La mejora de la plaza Catalunya, la renovación y mejora de la mayoría de parques infantiles, la parada de bus de la zona 1 y la rehabilitación de la masía de Can Baqué.

Este último no estaba en su plan de gobierno. ¿Por qué se rehabilitará Can Baqué?
La masía de Can Baqué es la construcción más antigua de La Llagosta y tenemos que conservarla. Desde que es propiedad municipal ningún gobierno la ha reformado, porque se pensaba en la inversión global, que es muy alta, y siempre ha habido otras prioridades. Nosotros hemos pensado diferente y hemos hecho un planteamiento de reformarla por fases, de forma que sin comprometer la economía del Ayuntamiento podamos tenerla acabada en tres años. Ahora haremos la primera fase, que consiste en limpiar todo el interior y derribar todo lo que no sirve. Hacer la fachada, el tejado y las ventanas.

Hablando de la economía municipal. ¿En qué situación está?
Empezamos en 2015 con más de 4 millones de obligaciones pendientes de pago. Los proveedores cobraban de media más tarde de 120 días. Era una situación complicada, pero ahora debemos la mitad y los proveedores cobran de media antes de 30 días. La concejal de Hacienda, Conchi Jiménez, está haciendo un trabajo espectacular.

¿Esta buena situación económica facilita poder hacer más cosas?
Sí. Ahora tenemos acceso a más subvenciones para hacer cosas que todos podremos disfrutar y además podemos afrontar situaciones como el rescate de la empresa municipal, que podrá seguir gestionando el Complejo Deportivo El Turó sin generar pérdidas. Creemos en la gestión pública de los servicios y por eso hemos hecho todo lo posible para revertir otra de las herencias del anterior gobierno.

¿Cómo están los trámites para poner una nueva parada de autobús de zona 1 sobre el puente de la Riera Seca?
Después de muchas reuniones y de insistir a los diferentes departamentos de la Generalitat implicados, Carreteras y Movilidad, hemos conseguido el consenso necesario para hacer la nueva parada sobre el puente de la Riera Seca. Es el único lugar viable por motivos de seguridad. Hay que hacer una obra de acondicionamiento que ya tenemos preparada a esperas de los permisos definitivos de la Generalitat. Ha sido un camino largo, pero, si todo va bien, a finales enero o en febrero tendremos la parada.

Es una parada muy esperada
Sí. La que hay en Montcada la utilizan muchos vecinos y vecinas y yo como alcalde no puedo permitir que tengan que andar 650 metros al lado de la carretera. Es un camino sin acondicionar y sin apenas iluminación. No es seguro. Muchas personas la han pedido y yo no pararé hasta tenerla cerca de La Llagosta.


Como alcalde no puedo permitir que tengan que andar 650 metros al lado de la carretera. Es un camino sin acondicionar y sin apenas iluminación. No es seguro.

¿Cómo valora sus encuentros periódicos con la ciudadanía?
Tengo que decir que cada día hablo con muchos vecinos y vecinas del pueblo, intento estar en la calle todo lo que puedo, es la forma de conocer de cerca los problemas de la gente. Escuchar es muy importante para un gobernante. Solo así se puede saber cuáles son las necesidades de la población. La cercanía con la ciudadanía es una de mis prioridades. Todo el que quiera puede pedir una reunión conmigo simplemente llamando al Ayuntamiento.

¿También se puede escuchar a los vecinos desde las redes sociales?
Por supuesto. Tenemos que ser hábiles con la tecnología y las redes sociales me ayudan a llegar a donde no puedo con el contacto personal. Gracias a las redes, muchos vecinos contactan conmigo fácilmente y de una forma rápida puedo conocer la opinión de muchas personas. Al final es una forma más de relacionarme y me facilita tener una visión más global para poder ayudar a mis vecinos y vecinas.

¿En qué fase está la construcción del nuevo ambulatorio?
Como Ayuntamiento ya hemos hecho todos los trámites necesarios. Dentro del plan estratégico del Departament de Salut de la Generalitat se contemplan una serie de infraestructuras, entre ellas el nuevo CAP de La Llagosta. Está previsto que en el año 2019 se incluya la partida presupuestaria para todas estas infraestructuras incluido nuestro ambulatorio. Si todo va bien, el año que viene tendríamos el proyecto y seguramente en 2020, el inicio de la construcción.

¿Por qué se ha decido ponerlo en el centro y no en otro lugar?
En La Llagosta no disponemos de mucho suelo de propiedad municipal para poder construir el nuevo ambulatorio. La Generalitat no veía viable reformar y ampliar el ambulatorio actual, porque el servicio sanitario se vería muy afectado durante las obras y se descartó desde el principio. Había que buscar una solución ya porque los trámites son muy largos y el ambulatorio nuevo es una necesidad urgente. Después de varias visitas a La Llagosta de los responsables de Urbanismo de la Generalitat se consideró que el emplazamiento elegido es el único posible que reune todos los requisitos.


El emplazamiento elegido para el nuevo ambulatorio es el único posible que reúne todos los requisitos.

¿Y qué se hará con el ambulatorio viejo?
La ventaja de hacer uno nuevo en otro sitio es que La Llagosta gana un equipamiento que podremos utilizar en el futuro como centro de día e incluso también como residencia para nuestros mayores. Estas son ideas que me gustaría poder desarrollar en el futuro.

Hablando de futuro, su partido le ha elegido nuevamente como candidato a la alcaldía de La Llagosta. ¿Por qué se presenta a la reelección?
Primero porque desde la política se pueden cambiar las cosas y eso me apasiona. Segundo porque me gusta sentirme útil y poder ayudar a las personas de mi pueblo y tercero porque hay proyectos de futuro muy importantes para La Llagosta que me gustaría hacer realidad. El ambulatorio, el centro de día y la residencia necesitan un alcalde comprometido con las necesidades de su pueblo y un equipo de gobierno con experiencia y que ha demostrado que sabe escuchar a la ciudadanía y hacer las cosas.

Óscar Sierra, alcalde de la Llagosta

En septiembre, hubo la movilización ciudadana en contra de una familia que había dado numerosas muestras de incivismo y de falta de convivencia. ¿Cómo vivió aquellos días?
Con mucha intensidad. Fueron los días más difíciles de mi mandato. Durante una semana fuimos el centro de atención de muchos medios de comunicación que al principio no entendían que pasaba en La Llagosta. Tuve que explicarles muchas veces que el pueblo de La Llagosta era la víctima de este conflicto y que lo que pasó el 1 de septiembre era la muestra del hartazgo de todo un pueblo que ya no podía más con aquella situación de delincuencia e incivismo. En algunos medios me criticaron por defender a mi pueblo, pero al final entendieron quien era quien en esta historia. Siempre he estado y estaré al lado de mis vecinos y vecinas.

¿Cómo se llegó a esa situación?
Por la pasividad de la Generalitat, que es la que tiene competencias en materia de menores. Nosotros, como Ayuntamiento, hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance con las herramientas y competencias que tenemos. Los continuos escándalos en la calle, actos vandálicos, amenazas y robos de los últimos meses tenían a la población muy cabreada. Además durante el mes de agosto, aumentó mucho la crispación cuando intentaron ocupar varios pisos que, gracias a la colaboración ciudadana y a la policía, no se consumaron. Todo esto hizo que la gente saliera a la calle a decir ¡basta ya!.

¿Ha cambiado mucho su vida desde que es alcalde?
Sí ha cambiado mucho, sobre todo socialmente. Todo el mundo me saluda, tardo mucho en ir de un sitio para otro porque mucha gente me para para preguntar o exponer cosas. Me gusta pararme y atenderles en el momento. Gracias a la cercanía y la inmediatez podemos solucionar antes los problemas de la gente.

Publicitat