Dimecres, 21 febrer 2024
12.5 C
La Llagosta

El alcalde de La Llagosta, Óscar Sierra, satisfecho con los dos primeros años de la legislatura

Justo cuando se cumplen los dos primeros años de la actual legislatura municipal, el alcalde socialista de La Llagosta, Óscar Sierra, nos explica en la siguiente entrevista su balance y habla de los temas de la actualidad local.

-¿Qué balance hace de los dos primeros años de mandato?
Muy positivo y de aprendizaje. Los trabajadores del Ayuntamiento nos lo han puesto muy fácil. Creo que La Llagosta ha recuperado la ilusión y se nota en el día a día.

-¿A nivel social, qué ha hecho el equipo de gobierno?
El primer año triplicamos las ayudas sociales que se dan desde el Ayuntamiento. También reducimos el gasto político. Al final de la legislatura habremos ahorrado unos 100.000 euros en este apartado, un dinero que ya hemos podido ir destinando a servicios sociales y a ayudar mucho más a las personas que más lo necesitan en La Llagosta. Por desgracia un pueblo trabajador como el nuestro, que ha sufrido la crisis económica de forma severa, necesita tener unos Servicios Sociales fuertes y un ayuntamiento que nunca dejará atrás a nadie.

-¿Desde el punto de vista económico qué acciones se han llevado a cabo?
Lo primero que hicimos es poner en marcha una estrategia para tener un presupuesto equilibrado y realista. Cuando llegamos, el anterior gobierno había más que duplicado las obligaciones pendientes de pago del Ayuntamiento llegando a 4.100.000 euros. Poco a poco, nos estamos poniendo al día y hemos bajado esa deuda a 2.900.000 euros. Hemos sido austeros y hemos mirado muy bien en qué se gasta cada céntimo para conseguir ser lo más eficientes posible. Por ejemplo, digitalizando el Ayuntamiento, hemos ahorrado 3.000 euros en seis meses en fotocopias e impresiones.

-¿Qué ha hecho este equipo de gobierno para contribuir a la reducción del número de parados?
Hemos fortalecido todas aquellas políticas para facilitar que los vecinos y las vecinas encuen­tren empleo. Hemos mantenido las alianzas que ya había con otros municipios y hemos creado otras para fomentar la formación y el empleo. La Llagosta, según los datos de junio, tiene una tasa de paro del 14,07%. Esto también es fruto del buen trabajo del Área de Promoción Económica y del ROL del Ayuntamien­to de La Llagosta. Invito a todos los que quieran trabajar a que vengan y se apunten. Gestionamos muchas ofertas de empleo para personas en La Llagosta.

-¿En cuánto a equipamientos y a espacios públicos, qué mejoras se han aplicado?
El primer año se hizo la pues­ta a punto de muchos equipamientos públicos. Cuando llegamos, al Pabellón Antonio García Robledo le faltaban la mitad de las duchas, las manetas de las puertas estaban en el suelo, las líneas de la pista sin pintar, las redes se caían. Todo lo pusimos al día. Lo mismo hicimos con el Camp Municipal de Futbol Joan Gelabert. Arreglamos el marcador, que llevaba años roto. No entendemos porqué en el pasado mandato no se hizo este tipo de mantenimiento de las instalaciones. Lo mismo sucede con la vía pública y los parques. Estamos haciendo muchos esfuerzos por mejorar lo que es de todos.

-En este mandato se ha avanzado hacia el nuevo ambulatorio. ¿Cuándo será una realidad?
Como ayuntamiento hemos dado todos los pasos para que la Llagosta tenga un nuevo ambulatorio. Ya hemos aprobado la modificación del Plan urbanístico, sin el apoyo de ICV-EUiA, que es el único grupo municipal que no quiere un ambulatorio en el centro del pueblo. Ahora depende de la Generalitat. Yo creo que, siendo positivo, en dos años empezarán las obras. Nos merecemos este nuevo ambulatorio que será el doble de grande, más accesible y cómodo para todos y todas.

-¿Qué va a pasar con la empresa municipal Gestió Municipal de Sòl i Patrimoni?
El anterior gobierno debería explicar porqué no tenía en cuenta las pérdidas en la contabilidad. Desde el principio aprobaron cuentas en positivo cuando en realidad la empresa perdía dinero todos los años. Todo esto, lo estamos sabiendo por diferentes auditorías contables que hemos encargado. Con la ley y los estatutos de la empresa en la mano, no tenemos otra opción que liquidar la sociedad. Todos los servicios que presta seguirán abiertos y funcionando con normalidad, como el CEM El Turó. Los usuarios seguirán disfrutando de unos servicios de calidad porque los trabajadores del CEM El Turó seguirán siendo los mismos y ellos son los que aportan la calidad con su profesionalidad.

-¿Ya han decidido qué modelo se aplicará para gestionar el servicio de suministro de agua potable cuando acabe la prórroga del contrato con Sorea de aquí a unos meses?
Todavía no. Estamos esperando que nos llegue el estudio que encargamos a la Diputación de Barcelona. Soy un alcalde progresista y me gustaría tener el control directo del agua, pero tampoco lo vamos a tener si el informe de la Diputación nos indica que nos saldría muy caro y que habría que subir el recibo del agua. Veremos qué dice el estudio y, si nos da viabilidad y seguridad, a mí me gustaría municipalizar la gestión del agua. Pero no quiero adelantar acontecimientos. Me gusta mantener la serenidad y no hablar de cosas que después no sea capaz de cumplir.

-¿Todavía están abiertos a que se incorpore algún grupo de la oposición al gobierno local?
Yo siempre he dicho que en La Llagosta la política se hace directa con los vecinas y vecinas. Lo que más importa son las personas, el político-persona, que se relaciona más allá de cualquier partido político. Empezamos la legislatura diciendo que todo el que viniese a sumar sería bienvenido. Evidentemente sí que hay algunos que han venido a sumar y hay otros que suman poco o que más bien se han instalado en el no porque no y podría costar mucho que entrasen a gobernar con nosotros. Sería necesario un cambio de actitud. Sí que es verdad que dentro de la oposición hay partidos que lo ponen más fácil, partidos que colaboran y que piensan en el bien de La Llagosta desde su propio criterio y hay otros que están instalados en el no porque no e incluso llegaron a votar no a un nuevo ambulatorio en el centro del pueblo. Hacen una oposición destructiva.

-Ésta es su primera experiencia como concejal y alcalde. ¿Está siendo cómo esperaba?
Tengo buenos amigos que han sido alcaldes y que son alcaldes y que me habían comentado lo que me esperaba, pero hasta que uno no lo vive no sabe lo que es. El Ayuntamiento de puertas hacia dentro es un mundo que desconocía más allá de lo teórico por así decirlo y ahora lo estoy viviendo. Está siendo muy bonito e ilusionante. Lo hago porque me lo creo. Porque creo que sirve para algo, para mejorar La Llagosta. Le estoy poniendo mucho tiempo. Son 24 horas. Yo creo que la gente en la calle también está respondiendo a esa cercanía y a la solución de los problemas reales de los vecinos y vecinas. Y poco a poco ir mejorando y recuperando todo lo que este equipo de gobierno cree que iba a la deriva en el tema de los equipamientos públicos, de las calles, de nuestros parques y plazas y que con todo el esfuerzo y toda la ilusión del mundo lo estamos consiguiendo.

-Usted es un alcalde joven. ¿Una muestra de que los jóvenes también están comprometidos?
En casa me enseñaron que, si querías cambiar el mundo, había que ponerse las pilas. Desde bien pequeño tenía la muestra en casa de cómo poder cambiar cosas a mejor. Tengo 33 años, soy el segundo alcalde más joven de la comarca y uno de los más jóvenes de Catalunya. Creo que es importante que los jóvenes se impliquen en política. Siempre hace falta la mirada de los jóvenes para mejorar las cosas

-¿Le paran mucho por la calle?
Sí. Me gusta mucho. La gente es muy educada cuando me para y me hacen muchas preguntas o me explican problemas. Eso es bueno. Que los vecinos y vecinas tengan interés por las cosas de La Llagosta. Ésta es la mejor política que existe. Cuando un vecino o una vecina ve un problema y se lo dice directamente al alcalde. Somos un equipo de gobierno muy cercano a la ciudadanía. Todo aquel que tiene un problema, que se puede solucionar, el Ayuntamiento lo está solucionando.

-¿Cuáles son los grandes objetivos que se han marcado para los dos próximos años?
Acelerar al máximo el tema del ambulatorio. No podemos esperar más. Tenemos unos grandes profesionales en el CAP, pero hace falta un nuevo edificio. Por otra parte, no podemos caer de nuevo en la desidia y en la falta de mantenimiento de lo público. En breve, empezaremos la mejora de todos los parques infantiles con una subvención de la Diputación. Vamos a instalar una pista multideportiva en el Parc Popular para abrirlo al ocio de los jóvenes. Seguir mejorando las plazas y las calles.

Publicitat

Publicitat

Més notícies