Cartes març 2014

0
97

‘Taludlandia’
Alguno me dirá que me he pasado en el título y yo le contestaré que he hecho una descripción y describir es retratar. Si amas un lugar y su retrato no te gusta, te empeñarás en cambiarlo.

El territorio de La Llagosta es muy plano, pero las diferentes obras de infraestructuras han roto o cambiado el paisaje. Son barreras para el paseo que has de salvar por puentes.

Estos inconvenientes han conducido al paisanaje a utilizar la ruta del colesterol en vez de alternativas que podrían estar más cerca de la naturaleza.

Si pensamos en los puntos de salida del pueblo, vemos su escasez y estos siempre por puentes y un paso a nivel: La Llagosta está amurallada por taludes o barreras (rieras, vías de ferrocarril, carreteras y autopistas). Nos podemos entretener recorriendo mentalmente el plano para localizar las ocho puertas del pueblo (una al norte, tres al sur, una al este, tres al oeste). Un día fui invitado a compartir conversación y merienda junto a otras personas del municipio con el señor Francesc Homs como visitante. Fue un rato muy agradable. Casi al final del encuentro, me dirigí al visitante y le dije: “Parece que los datos de las estadísticas apuntan hacia que su partido ocupará en la próxima legislatura el gobierno de la Generalitat de Catalunya y se rumorea que usted ocupará en él un puesto destacable”. Hoy, Francesc Homs es el portavoz del Govern de la Generalitat.

Yo, como vecino, le quiero hacer una petición para La Llagosta. Este pueblo tiene un espacio muy reducido y por escaso, uno de los bienes más preciados. Y a pesar de eso, el municipio cede gran parte de su territorio para infraestructuras públicas en beneficio general (cuatro líneas de tren, una autovía y una autopista) y recibe de ello escaso beneficio, cuando no perjuicio. Tengan desde el gobierno esta situación en cuenta y atiendan y compensen este desprendimiento municipal tan evidente.

El señor Homs sacó una libreta y apuntó.Han pasado poco más de tres años y no se ha visto apuntar compensación: se terminan las líneas del tren de alta velocidad, aunque se anuncian más infraestructuras de Renfe. Se anulan los beneficios por vecindad en el paso del peaje de la autopista, desaparece la pasarela o pasaderos sobre el río Besòs en el camino de Can Donadeu, un paso histórico que nos conectabacon el pulmón verde que es la sierra de Marina (algo que no dejaremos de reclamar hasta su reposición). No sé si esta publicación llega a la portavocía de la Generalitat; pero si alguien se la acerca, y si Francesc Homs ha tenido la desgracia de perder la libreta, yo sigo acordándome y recordándole la petición que hice.
José Luis Mediavilla Alonso

Publicitat