Cartes maig 2014

0
14

“Xie, xie”
Es muy posible que la mayoría de llagostenses no dominen ni el chino ni sus dialectos mandarín o cantonés, pero todos los que vivimos en esta especie de pequeña aldea gala, con una superficie municipal tan breve en la que se apiñan muchas almas, entendemos el lenguaje del agradecimiento.
“Xie, xie” significa en chino mandarín «gracias» y eso es lo que queremos decir desde La Llagosta Más Activa a un estupendo e implicado convecino nuestro, por más señas frutero, que además de la sonrisa habitual con la que nos despacha las alcachofas y las patatas también nos entrega, de manera tan continua como discreta, un montón de alimentos para que se los hagamos llegar a las personas que en nuestro municipio pasan hambre. Que cada día son más. Y que han tenido vidas semejantes a las nuestras, hasta que la crisis -larga crisis- se cebó con ellos.
Cajas de naranjas, de verduras, patatas, tomates… Todo lo transportamos hasta la parroquia y el mosén se encarga de distribuirlo entre la gente necesitada que acude a verle.
“Xie, xie”, querido vecino. Y querido no solo por la fruta y la estupenda verdura que pones a disposición de los que menos tienen, sino por todo lo que implica. Por, lo arriba que nos venimos cuando vemos la respuesta solidaria de la gente, por la importancia que va cobrando el apoyo vecinal y por el valor que tiene que alguien como tú, que ni naciste aquí ni aquí te pusimos las cosas fáciles, se acuerde de aquéllos que están pasando una mala racha.
“Xie, xie” también por la esperanza que pones en nuestros escépticos corazones, por cargarnos de razón a los que pensamos y sentimos que no hay razas ni colores, solo personas. “Xie, xie” porque con tu gesto apoyas una actitud ante la vida que nos hace a todos mejores, más personas y menos individuos, y nos animas a soñar que las partes rotas se puedan volver a juntar
La Llagosta Más Activa

Publicitat

FER UN COMENTARI

Introduïu el vostre comentari.
Introduïu el vostre nom aquí